sábado, 31 de diciembre de 2011

Jugando a cosicas (XIX). Reseña de Blood Bowl Team Manager

Saludos maraqueros, y felices fiestas a todos (aunque el mundo vaya a ser demolido mañana para dar paso a una ruta directa hiperespacial). Estos días, además de trabajar como un descosido, he estrenado todos los juegos que he podido y sin duda, el que se lleva el premio a mejor juego del año es el Blood Bowl Team Manager.

Blood Bowl Team Manager: Puntuación (9)

Bueno, lo cierto es que esperábamos este juego con ilusión (en mi grupo de juego somos todos unos fans del juego de miniaturas de GW) y cierto temor (aún recuerdo las barajas del juego de cartas del WH40K...), pero el juego no solo cumplió las expectativas sino que las superó con creces.

Creo que uno de los grandes aciertos del juego, es que no trata de pasar un partido de BB a las cartas, es como su nombre indica, un team manager. El objetivo de cada entrenador es convertir su equipo en el más famoso y aclamado del Viejo Mundo (conseguir Fan Factor).

La mecánica del juego es sencilla, cada entrenador dispone de un equipo de 12 jugadores básicos (líneas, lanzadores, blitzers, etc..), cada uno con sus habilidades y talentos especiales. Cada ronda, los entrenadores roban 6 jugadores de su mazo y compiten por unas cartas de enfrentamiento (los momentos estelares y los torneos) que se sitúan en el centro de la mesa. Tras cuatro o cinco rondas (dependiendo del número de jugadores), la temporada termina y el jugador con más puntos de Fan Factor (Hinchas) es el ganador.

La zona de juego, la línea central de cartas son los enfrentamientos por los que compiten los entrenadores, en la caja, la reserva de fichas de trampas.


Durante cada ronda, los entrenadores van bajando sus jugadores uno a uno en los diferentes enfrentamientos, placando, robando el balón, etc.. Al final de la ronda, se suma el poder de los jugadores en cada carta de enfrentamiento y el bando con más puntos de estrellato gana la contienda y se lleva las recompensas.

Estas recompensas reflejan las mejoras en el equipo del entrenador, hay un mazo de jugadores estrella, otro de mejoras de cuadro técnico (que incluye cosas como el hechicero, el apotecario o simplemente cartas que otorgan puntos de victoria) y uno de mejoras de equipo (con habilidades de tipo racial). Todo lo que un buen entrenador desea para su equipo.

De momento, el humano lleva ventaja en este enfrentamiento con 4 puntos de estrella contra 3, si gana obtendrá la recompensa de su lado (una carta de mejora de equipo) y la central (dos cartas de mejora de cuadro técnico y 1 punto de FF). El orco tendrá que conformarse con los 2 puntos de FF de su lado.


Lo mejor del juego, es que con unas reglas fáciles de dominar y unas estrategias genéricas sencillas, el juego gana variedad con las razas. Cualquier fan del BB, verá que los equipos reflejan perfectamente el espíritu de cada raza, los enanos son correosos, los elfos te quitan el balón una y otra vez, el caos es impredecible y puede arrasarte o hacer el ridículo más espantoso. Si a eso le añades todas las cartas de jugadores estrella y mejoras, las partidas no se hacen nada repetitivas.

Otro puntazo es que el juego funciona perfectamente con cualquier número de 2 a 4 jugadores (parejas frikis, tomad nota).

Vamos a buscarle un defecto (aunque solo sea para que no penséis que estoy en nómina de Edge), le sobra caja. Seguimos con la moda de poner un gran tray de cartón en el interior... los jugones, preferimos de largo, cajas como el Condottiere o el Death Angel, donde tras abrir y enfundar las cartas, todo cabe dentro si dejar demasiado hueco y así retrasamos todo lo posible el terrible momento de decirle a tu novia que tienes que comprar otro armario supletorio para los juegos, mientras ella mira tu colección con aire inquisitivo preguntándose si todo eso lo puede dejar en beneficencia...

 ¿Que opinas Bob? -  Bueno, Jim, aunque el receptor de los Reikland Reapers ha conseguido evitar el duro  placaje orco, poco puede hacer con la brutal superioridad de los pieles verdes.


En resumen, un juego rápido, ágil y fácil de aprender. Compra obligatoria para fans de BB y recomendable para aquellos que quieran probar algo nuevo. Reitero, que para mí, es el juego del 2011 (vale, llevo toda la vida jugando al BB, así que quizás no sea del todo imparcial, pero es un juegazo).

STATS
COMPLEJIDAD: 5, las reglas son sencillas y la curva de aprendizaje rápida y asequible.
DIVERSIÓN: 9, Blood Bowl... es que solo el nombre ya es divertido.
FRIKEZ: 6, media. Parte de la diversión está en conocer el trasfondo del juego, así que igual tu suegra no acaba de verle la gracia.

Links de Blood Bowl Team Manager en Board Game Geek y Mesa de Juegos.

Esto todo por hoy, feliz año y recordad que podéis seguir el blog en facebook, o en Google+, y ahora también en twitter (@2maracasD10).

2 comentarios:

  1. Uno de los mejores juegos que he probado últimamente. capta con bastante precisión aquelo de ¿la pelota? ¿que es eso? de algunos equipos :D

    ResponderEliminar
  2. Lo he probado hace poco y me ha encantado.
    Estoy deseando repetir.
    Un saludo

    ResponderEliminar