sábado, 7 de abril de 2012

Jugando a cosicas (XXIII). Reseña de Evolution.

Hola a todos, poco a poco volvemos al devenir normal del blog, esta semana con la reseña de uno de los juegos que me traje de la Madre Rusia.

Evolution. The origin of Species: Puntuación (8)

Evolution (no confundir con otros juegos como Evo o Dominant Species), es un juego ruso de cartas, rápido, sencillo y basado 100% en la interacción entre jugadores (piques y puteos asegurados).

Ya comenté en la entrada anterior que la calidad del juego era entre mala y muy mala, con una caja-estuche de baja calidad, unas fichas de plástico pequeñas y escasas (las azules se acaban más de una vez y toca meter fichas de parchís) y unas cartas justitas, justitas. Donde si está al nivel del resto de juegos es en el precio, 20 euros me costó el condenado.

Los componentes del juego son bastante cutres para costar 20 euros.




Pero el juego es tremendamente divertido. La mecánica es muy simple, los jugadores roban cartas de un mazo común. Jugadas bocabajo son criaturas, jugadas bocarriba son rasgos de las criaturas (carnívoro, camuflaje, capa de grasa...) que les ayudarán en la ardua tarea de sobrevivir. Una vez los jugadores han creado sus criaturas, aparece una cantidad aleatoria de comida y empieza la fiesta. Al final del turno y después de la carnicería/saqueo/lucha por la supervivencia, los animales que no han podido conseguir suficiente comida se extinguen. Se roban nuevas cartas y sigue el juego.

A grandes rasgos el juego es una carrera de medidas y contramedidas con habilidades que se anulan unas a otras (camuflaje-visión aguda, mi bicho es gordo-el mío también...) tratando de alimentar a tus animales y que estos no se conviertan en la merienda del contrario.

No hay demasiadas habilidades, poco más de una docena, pero aun así son suficientes para crear una amplia variedad de estrategias de juego. Puedes hacer que tus animales cojan mucha comida del centro y destruyan la restante, dejando a tus contrincantes morir de hambre, o quizás crear unos buenos depredadores que se merienden a tus rivales, o un montón de pequeños bastardos venenosos que hagan que el enorme Tiranosaurio se lo piense dos veces antes de hincar el diente.

Partida a  3 jugadores, sale la comida del turno y  llega la hora de la verdad para tu Tirano-ardilla.


Como decía, el juego es muy interactivo. Los jugadores están constantemente puteándose de un modo u otro, y eso nos gusta. Ver la cara de tus contrincantes, que se creen seguros en el mar, cuando le pones la carta de Nadar a tu Tiranosaurio y lo conviertes en un Tiburón o las miradas de desesperación cuando sale un turno escaso de comida.

El juego cuenta con una ampliación, Time to fly, con nuevos rasgos para tu carrera armamentística (como no conocía el juego y andaba ya un poco escaso de fondos, no me la compré... ahora me arrepiento, tendré que buscarla por internet).

El juego tiene un problema muy gordo (que no muy grave). Se descompensa muy rápidamente, y lo normal es que uno o dos jugadores acaben con su zona de juego llena de bichos y otros mirando la pared. Esto es debido a que la regla de reponer la mano está pensada con el culo. Me explico, después de cada turno se roban cartas, 1+nº de animales en juego... ¿Problema? pues no hay que ser muy listo, si yo tengo 4 o 5 animales bien ciclados y te he dado una buena tunda el turno anterior (dejándote con 1 bicho o menos), tu robarás 1 o 2 cartas con las que tendrás que enfrentarte a mis 5 o 6 cartas, más lo que ya tengo montado en la mesa. No solo robo más cartas, como se juega una carta por turno y no se puede pasar, además terminaré yo el turno lo que me da aún más ventaja al poder contrarrestar las cartas del otro. Vamos un desastre garantizado (el 80% de las partidas que jugamos acabaron con alguien en esa situación, si te pasa al principio te pasas toda la partida mirando el techo). Hay un colchón de seguridad, un jugador sin cartas ni animales en juego roba 6 cartas en lugar de 1, pero este se ha demostrado insuficiente (es relativamente fácil dejar al jugador con un solo bicho).

Decía que no es grave porque la solución es modificar la regla de robo de cartas. Hay dos formas de hacerlo.

Robo inverso (testeada). Ayuda a los jugadores que van mal, manteniendo el juego en auto-equilibrio. Cuando toca reponer la mano, se roban 6-nº de animales con un mínimo de 2 cartas. Esto equilibra el juego mucho, haciendo que siempre puedas plantar un par de animales con algunas habilidades. El problema de este sistema es que se crea una 'estrategia ganadora'. Lo más interesante es tener 1 o 2 animales muy evolucionados y es poco probable ver a alguien con 3 animales (solo al final de la partida para obtener puntos extra). Aún así esto crea juegos muy equilibrados, con constantes cambios en el ranking de puntos.

Ampliar el colchón de seguridad. En las reglas originales, se roban 6 cartas cuando el jugador no tiene cartas en la mano ni en la mesa, lo que es un poco restrictivo. Una solución podría ser, robar también 5 cartas cuando se tiene solo 1 o 2 bichos sin habilidades. Esto impediría el quedarse enganchado en el lodo primordial, mientras mantiene la variedad de estrategias (tener más animales que me dan más cartas vs. tener menos animales pero con más habilidades que me da más opciones de supervivencia). Está aún no la hemos probado, os mantendré informados.

(Nota: Después de unos cuantos testeos más, hemos alcanzado unas soluciones mucho más elegantes que postearé en otra entrada)

Por último, otra regla que hay que añadir es el límite de cartas en mano. Dado que las cartas se juegan una cada vez y no se puede pasar (se puede, pero no puedes jugar más cartas ese turno), tener más cartas da una gran ventaja añadida. Recordad que es un juego de contramedidas, si juego el último, seré capaz de anular las estrategias de los contrarios. Como además, lo único que cuenta al final es el último turno, un jugador que acumule una docena de cartas en la mano al final de la partida, la tiene ganada casi con seguridad. Así que 6 cartas como tope de mano elimina este problema (además de nerfear un poco a alguien que tenga 7 u 8 bichos en mesa).

Bueno, el resumen es, que es un gran juego. Si, ya sé que parece lo contrario viendo la calidad de los componentes y los agujeros de reglas, pero el juego es rápido y el nivel de puteo entre jugadores tan grande que compensa todos sus males ¿en juego puedes decirle a tu contrincante, 'mi sapo carnívoro-venenoso-gigante-carroñero se merienda a tu gusano-excavador-monstruoso, llora nenaza'?

Tras enfundarlas, las cartas no caben en  la caja, la mejor  solución es  hacer dos cortes en el cutre-tray para que encajen los mazos (consiguiendo además que no  no se muevan las cartas)


STATS
COMPLEJIDAD: 4, piedra, papel, tijera, lagarto, Spock en versión sopa primordial.
DIVERSIÓN: 8, partidas rápidas + alto índice de puteo + monstruos gigantes antediluvianos ¿Qué más se puede pedir?
FRIKEZ: 5, a ver, los dinosaurios siempre tienen un punto friki, pero comparado con orcos-zombis motorizados en un fututo post-apocalíptico...

Links de Evolution en Board Game Geek y Mesa de Juegos.

La semana que viene más, y recordad que podéis seguir el blog en facebook, o en Google+, y en twitter como 2maracasD10.

7 comentarios:

  1. Gracias por la reseña. Pregunto, si los componentes son tan malos, ¿Merece tanto la pena el juego como para hacer un re diseño en p&p? ¿Son muchos componentes?

    ResponderEliminar
  2. Gran reseña. Que chulo ir a Rusia y volver con juegos, como me gusta hacer eso.
    El juego tiene muy buena pinta, aunque imagino que no es para dos, o si es para dos no quede tan chulo como con muchos.
    Pues ahora nos queda el otro juego.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la reseña. Oye, supongo que les has enviado esto como feedback, ¿no? seguro que lo agradecerían. :D

    ResponderEliminar
  4. Buenas, pinta muy piola, lo de las partidas rapidas debe ser un golazo.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. Pues, el juego tiene unas 80 y pico cartas y ya. De todos modos comparados con los del Potion Making Practice son hasta buenos. Ánimo con el P&P.

    Si que se puede jugar a 2 (de hecho hemos jugado 2 o 3 partidas) y aunque es más divertido con 3 o 4 jugadores, el juego sigue siendo chulo.

    Lo cierto es que cuando tenga testeados los cambios si que pensaba mandarle un mail al Dmitry.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, es carne de P&P y no pinta nada mal. A parte de que el tema evolución-dinosaurios me encanta y puede ser muy friki :P

    Vaya cosa más rara con eso de las reglas, no??? No sera un error de traducción y sería justo al revés, como tu nos cuentas? Ya nos comentas.

    Por cierto, enhorabuena por el blog, he empezado a seguirlo :)

    ResponderEliminar