domingo, 24 de junio de 2012

La Noche más Corta, más Larga de Juegos 2012. Crónica.

Buenos días a todos (madre mía que sueño he pasao), avanza el domingo y poco a poco se nos va pasando al resaca de anoche, resaca lúdica no penséis mal.

Ayer estuvimos en La Noche más Corta, más Larga de Juegos 2012 (hoy no hablo en plural mayestático como hago habitualmente, fui con un amigo), después de cenar y escuchando el final del partido de España por la radio (entre las quejas del susodicho que odia el futbol y no entendía porque teníamos que oír el partido si el coche era el suyo... detalles) llegamos al lugar del encuentro tras escuchar el segundo gol de la roja y con una sonrisa (al menos yo). El sitio era fácil de encontrar, cuatro frikis esperaban en la verja del pabellón polideportivo a que les abrieran y con nuestra adición ya éramos una respetable horda zombi.

Cuando entramos estaba todo un poco vacío (era la hora de la cena y la gente estaba en el bar comiendo), así que Víctor y yo nos inscribimos y empezamos a calentar con un Blood Bowl Team Manager entre los dos mientras esperábamos a que se animara la cosa (primera victoria de la noche, debo decir que esa noche lo gane casi todo, cosa que siempre hace que te gusten más los juegos que pruebas).

La Noche más Corta, más Larga de Juegos en todo su esplendor.




Tras acabar la partida, y ya con el local lleno vimos a Marc Fresquet (al que habíamos conocido en la presentación de prototipos de Homoludicus Valencia), le cogimos de la oreja y antes de que pudiera reaccionar lo teníamos sentado para probar un par de juegos. Tras una partida al ¡De mudanzas! y otra al Grill Party ya estábamos metidos de lleno en el ambiente festivo de la noche.

Jugando al Grill Party.


Más saludos, gente que vas conociendo (todos muy majos) y nos invitan a probar el Lancaster un juego de colocación de trabajadores muy entretenido y con mucho pique, ya que puedes acollejar a los trabajadores de los demás para ocupar tu los espacios, cuanto ganaría el agrícola si pudieras hacer esto : ). Durante la partida, tocaron las presentaciones de las editoriales, las tiendas y los blogs (así que nos tocó pasar el obligado minuto de vergüenza y saludar a todo el mundo :P). Con algo de suerte y un rápido análisis de que lo importante en el juego era untar a los nobles conseguí la tercera victoria de la noche.

Mi garra se extiende sobre Inglaterra. Un gran juego el Lancaster.


Tras esta partida, Víctor (el amigo con el que había llegado allí decide que ya ha tenido suficiente y se marcha para casa). Yo me quedé por allí y tras explicar a otros amiguetes como se jugaba al Smallworld, juego del que soy una eminencia como atestigua el espléndido tutorial del blog : ), me dio tiempo a enganchar una demostración del Battle Market (uno de los juegos de Marc que no pude probar la última vez). La hora empieza a hacer mella, no tenía sueño, pero era incapaz de distinguir los dibujos de las cartas, afortunadamente el resto de jugadores estaba igual así que de nuevo la suerte me sonríe y saco mi cuarta victoria.

Por último, tras un ratito más de charreta, saco el Cats y engaño a cuatro personas para probarlos. La partida se desarrolló bastante bien y los conejillos jugadores pillaron rápidamente las estrategias básicas del juego. Al final el juego les gustó y todos aplaudieron lo bonito que había quedado. Me quedé con ganas de hacer un par de partidas de prueba más, pero al final me pudieron las ganas de jugar juegos nuevos y desatendí un poco mis obligaciones comerciales :P. Prometo enmendarme la próxima vez y hacer por lo menos dos o tres partidas.

Además, la partida sirvió para verificar un par de pequeños cambios en las fichas de objetivo del juego. Son solo un par de cositas, unos hilillosh… no, en serio, no es grave. Si ya lo has impreso solo necesitas tres circulitos adhesivos (puedes usar etiquetas redondas de las más pequeñitas o cortarlo a ojo si tienes buena mano con el cutter). En el post del P&P actualizo la hoja de pegatinas e incluyo una con las fichas que cambian.

Cats en su segundo evento oficial, y con su aspecto renovado.


Ya a las seis de la mañana, mis intenciones de aguantar hasta las diez se terminan desinflando y aprovecho una generosa oferta de acercarme a Valencia en coche para terminar una noche que sin duda me quedo con ganas de repetir y que me aviva las ganas de participar en este tipo de actividades que hacía años que tenía abandonadas (las siguientes las Rolenquart, a ver si nos podemos acercar aunque sea un par de días).

Y esta es la crónica de lo que nos pasó en esta noche de juegos. Felicidades a los chicos de Roach Room por la espléndida organización (al final te perdiste la partida de Cats José, la próxima no te escapas). Muchas gracias por poner a mis gatetes en el proyector para que se grabaran a fuego en las retinas de los jugadores que tuvieron la mala suerte de acabar sentados delante de la pantalla. Y a toda la gente que nos ayudo a pasar una velada divertida y a que se hiciera de día casi sin darnos cuenta.

Bueno, esto es todo por hoy, la semana que viene más y creo que con algo de juegos de rol (que ya van tres seguidas con juegos de tablero), ya sabéis que en facebookGoogle+ y twitter (@2maracasD10), podéis seguir el blog y otras noticias que recopilo por la red. Nos vemos.

7 comentarios:

  1. muy buena reseña. Como siempre. Y para ir medio zombie al mercado estuviste la mar de espabilao

    ResponderEliminar
  2. Por algún extraño motivo a Blogger no le gusta Marc (copio y pego tu comentario).

    'Muy buena reseña. Como siempre. Y para ir medio zombie al mercado estuviste la mar de espabilao'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final tiraba los números bajos y rezaba : )

      Eliminar
  3. que raro. A ver ahora si va, atestiguando que, en efecto, esa frase la he dicho esta mañana

    ResponderEliminar
  4. ¡Cesar! Al final no es que me escapara, es que no me dejaron jugar entre unas cosas y otras, es lo que tiene ser el organizador que andas todo el rato de arriba a abajo. Eso si, en Rolenquart que no estaré tan hasta arriba organizando me escaparé para hacer de gato, a ver si puedo probarlo de una vez!

    Y sobre todo muchas gracias a los dos por venir!

    ResponderEliminar
  5. Buenas César,

    Como "conejillo" de la partida de Cats, decir que me encantó el juego, y no porque tuviera mucha suerte en los combates y acabara ganando (el Battle Market de Marc también me gustó mucho y nos ganaste a todos jeje). Me quedé con ganas de probar las cartas de objetivo especial pero bueno, yo también aproveché y me fui para casa. Espero que nos veamos por las ReQ.

    ResponderEliminar
  6. Por aquí, otro de los conejillos.

    Juanma, lo tuyo no era un gato, era un tigre ;-)
    Estuvo muy bien. Es un juego entretenido y muy vistoso. Ningún amante de los gatos se lo debería perder. Se puede pasar la partida recordando a su gato haciendo las trastadas y monerías que hacen los protagonistas de "Cats".

    Un saludo y gracias por darnos la oportunidad de probar el juego.

    -Raúl-

    ResponderEliminar