viernes, 6 de julio de 2012

Jugando a cosicas (XXV). Reseña de Agricola.

Hola a todos, tras mi inesperado segundo puesto en el torneo de Agrícola que se realizó en Homoludicus Valencia el mes pasado. No puedo más que marcarme una reseña de este espectacular juego que desgraciadamente no ha conseguido triunfar en mi mesa habitual.

Agricola: Puntuación (8.5)

Bueno, quien no conoce a estas alturas el juego de Uwe Rosenberg. Salió en el 2007 y se catapultó a la fama, actualmente en el 2º puesto de la BGG.

Agricola, por si queda algún despistado, es un juego de colocación de trabajadores. En el llevamos a una familia de granjeros que trata de medrar en la Europa posterior a la Peste Negra. Durante la partida mandaremos a los miembros de la familia a recolectar recursos, plantar cebollinos, construir vallas... vamos, lo que viene siendo la vida de granjero.

Empezando por una serie de acciones básicas (arar campos, recoger madera, pescar,...), cada turno van apareciendo nuevas opciones de juego (nuevas acciones como ampliar la familia, coger vacas o reformar la casa) que amplían el abanico de posibilidades del jugador.

Los tableros de acciones donde los jugadores colocan a sus trabajadores. Cada turno se le da la vuelta a una nueva carta que revelará nuevas opciones de juego.


Cuando un jugador ocupa un espacio, nadie más puede realizar esa acción hasta el siguiente turno. Y ahí radica el 50% de la gracia del juego, es lo que da interactividad y pique a este solitario campesino (no hay nada más satisfactorio que ver la cara de tus oponentes cuando te llevas todas la ovejas delante de sus narices).

La gracia restante se la lleva la planificación estratégica que requiere (lo cual no siempre gusta a todo el mundo). Además de tener una granja cojonuda, tus desagradecidos familiares quieren comer y si no los alimentas, se dedican a pedir limosna por el pueblo (cosa que hunde tu reputación y tu puntuación al final de la partida). El juego se convierte así, en algo más que una carrera de optimizar los recursos, con la presión siempre constante de tener que alimentar a los tuyos sin perder posibilidades de desarrollo.

El tablero de la granja de cada jugador, con cercados para animales,  las habitaciones de la casa y unos cuantos recursos. Home is where the your cow is.


Una vez se han dominado las mecánicas del juego, es el momento de incluir los mazos de cartas, que representan oficios (carpintero, techador, comerciante...) y adquisiciones menores (desde un arado hasta un granero) que añaden pequeñas modificaciones al juego estándar, permitiéndonos crear multitud de estrategias para alcanzar la victoria.

Oficios y Adquisiciones menores, cartas que añaden profundidad a este espléndido juego.


Una de las grandes virtudes de este juego es su perfecto equilibrio, se puede alcanzar la victoria de muchas formas (aunque todas pasan por tener una buena casa y una gran familia bien alimentada). Y cuanto más profundizas en el juego (estrategias de alimentación, gestión de acciones, etc...), más te das cuenta de que bien montado está el jodio.

El juego cuenta con varias ampliaciones (sumamente innecesarias desde mi punto de vista, casi tanto como las del Smallworld) que añaden nuevas opciones al juego, más cartas con oficios y adquisiciones, algunas reglas nuevas (como la necesidad de calentar la casa, como si darles de comer no fuera bastante, ahora quieren calorcito... menudos aburguesados). Pero como acabo de decir, creo que el juego tiene tanta rejugabilidad que no precisa para nada de estas ampliaciones, quedan solo para los más adictos al juego.

Existe una página en internet desde la cual se puede jugar online (www.play-agricola.com), hecha por un aficionado y mantenida durante todo este tiempo por aportaciones voluntarias. El interface es lo más horrible, incómodo y anti-intuitivo que puede echarse uno a la cara y te encontrarás por allí a gente bastante capulla (aunque también hay gente normal, no asustarse), elevados en su panteón de friki jugón y despreciando a todo aquel que no haya jugado ochocientas partidas online (cosa difícil de hacer cuando todo el mundo tiene la misma manía). Pero bueno, salvando ese pequeño pero incómodo detalle, a veces es posible encontrar gente maja con la que jugar (o simplemente puedes quedar con tus amigos para echar una partida online).

Por último no quiero cerrar esta reseña sin comentar un excelente tutorial que se puede encontrar en la BGG (está en inglés y hay que bucear un poco en el hilo del foro para encontrar una copia, ya que el autor se dio de baja de la BGG y borró sus artículos, traducida parcialmente al castellano por un usuario, en cualquier caso hay un montón más por internet), el cual me permitió pasar de jugador novato a rebañar un 2º puesto en una liga de este juego en solo un mes. El tutorial es muy completo, explicándote las estrategias básicas y avanzadas del juego, así como haciendo un estudio pormenorizado de las cartas del mazo E (el mazo básico de ampliación de los tres que incluye el juego).

Partida con 4 jugadores (foto de un torneo en HLV)


Conclusiones. Uno de los mejores juegos que puedes encontrar en el mercado hoy en día (su posición en el ranking de la BGG durante años es un aval a tener en cuenta). Eso sí, ten claro a lo que vas a jugar, esto es un juego de colocación de trabajadores, un Sim Farm en toda regla, nada de batallas, nada de muertos y nada de acción (lo digo porque ese fue el factor que falló para que el juego triunfara en mi mesa... panda de asalvajados...). Un juego que además funciona perfectamente con cualquier número de jugadores (aunque a 5 se hace un poco largo para mi gusto, 2 horas y media), ¡hasta se puede jugar en solitario!

¡Ah! Una cosa más. El juego forma parte de la trilogía de la cosecha, formada por los juegos Agrícola, Le Havre y At the gates of Loyang (y al que habría que añadir ahora el Ora et labora, digo yo). Los incondicionales del autor afirman que son todos ellos la panacea de los juegos (yo tengo el Agricola y el Loyang y puedo afirmar que son muy buenos ambos). Con esto solo quería decir, que si tras probar el juego os engancha, estad tranquilos, hay Rosenberg para rato.

STATS
COMPLEJIDAD: 3, no os engañéis, este es de esos juegos fáciles de aprender y difíciles de dominar.
DIVERSIÓN: 8, si te gustan los juegos de gestión y colocación de trabajadores, este es sin duda un must be en tu ludoteca.
FRIKEZ: 3, el juego puede jugarse con cualquiera (la versión familiar al menos, por aquello de la complejidad) el tema es 100% apto para no-jugones.

Links de Agricola en Board Game Geek y Mesa de Juegos.

La semana que viene más, y recordad que podéis seguir el blog en facebook, o en Google+, y en twitter como 2maracasD10.

8 comentarios:

  1. Venga, vamos a mi habitual puteo del Agrícola, que es un juego que desde que lo probé, me ha ido gustando cada vez menos.

    Para empezar, la forma de rotar el jugador inicial es penosa... debería haber una tablita de orden de turno o algo parecido.

    Segundo, las cartas son un coñazo; un ratazo leyendo al principio de la partida, y combazos épicos muy desequilibrados. Está la opción del draft, pero eso supone media hora más de partida, prácticamente

    Tercero, como tú dices, este tio ha ido sacando más juegos y se ha ido mejorando. El Ora et Labora para mí ha sido el culmen (ya contaré algo en el blog). Así que teniendo OeL, al carajo con Agricola ;P

    En fin, que ahora mismo lo único bueno que le veo al Agrícola es que no es muy complicado de explicar, y se puede jugar con no jugones relativamente fácil como tú dices al final.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola lethan,

      No me he podido resistir al leer tu comentario, jeje.

      Mas quisiera el OeL tener la tension de agrícola y las cartas a pesar de ser un coñazo le dan gran rejugabilidad, eso si... Hay que tener varias partidas encima. A pesar de todo me parece buen juego OeL

      Eliminar
  2. Buena reseña, bastante completa.
    Creo que la razón de que este tan bien posicionado en la BGG es que es un juego al que se puede jugar en solitario. De hecho es jugando así como aprendes a controlar el juego y buscar los combos más efectivos.

    Para mi ha sido un juego que ha ido de más a menos. Al principio me encantaba pero luego le cogí manía. Principalmente por el tema de las cartas ya que pese a haber varios mazos siempre hay combos de cartas o cartas muy buenas por encima de otras más malas. Forma parte de la gracia del juego pero he visto partidas rotas a favor de un jugador por tener alguna carta que rompía la balanza.
    Pese a todo sigue siendo un buen juego, tal vez para estar entre los 20 primeros pero no tanto como entre los 10 primeros.

    Y me gusto bastante más el "Le Havre" aunque al "At the gates of Loyang" y "Ora et labora" aún no los he probado.

    ResponderEliminar
  3. Gran juego, aun recuerdo la sensación que me dejo la primera partida, a mi me gusta jugarlo con cartas y la expansión, aporta muchas cosas nuevas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muy buena reseña, aunque difiero en eso de que "el 50% de la gracia es que nadie más puede realizar esa acción", ya que eso lo tienen otros juegos y no tienen la brutalidad de este. Para mi, el 50% radica en la fase de cosechas (y el correspondiente castigo por no dar de comer), eso lo distingue de otros juegos de colocación y es lo que lo hace un mostro de juego.

    Saludos

    CriticalError

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... CriticalError... que habrás hecho : )

      Pues ese es el otro 50% que decía, planificar, el gastarte la comida en bajar un oficio y descubrir en la fase de cosecha que te toca comerte la oveja para no mendigar : )

      Eliminar
  5. Pues... tengo que deciros que me he resistido todo lo que he podido para hacerme con un AGRÍCOLA... y ha caido porque ahora trae los animaples (o como se escriba) que si no sigo esperando. Parecerá una tontería, pero es que son perfectos para ambientar y eso es importante, y sin embargo sólo trae la caja los respectivos a los animales no los granjeros... pero bueno algo es algo.
    Deciros que coincido en que está tremendamente bien hecho... no hay manera de encontrar una estrategia definitiva que te haga ganar el juego, y eso hace que te pique y que no se estropee porque todo el mundo vaya a lo mismo.
    Lo de la posición en la BGG es algo discutible, es una lista que si suponemos que está hecha SOLO con los votos de los jugadores... se entiende... es medio sencillo de entender y adictivo... pero si listaramos los juegos por lo buenos que son... entonces para los primeros puestos colocaría a otros, y desde luego inmensamente más complejos.

    ResponderEliminar
  6. Ah... respondiendo a varios de vosotros... yo aún no he jugado con cartas... si es como decís, que hay combos que lo estropean ¿por qué no volvéis a la variante familiar... sin profesiones ni adquisiciones menores o restringis cartas?
    y respecto a la manera de rotar... evidentemente si no se adapta a vosotros es que pide una regla de la casa...
    Yo me quedaría con la primera opción y de vez en cuando jugaría con cartas, porque lo suyo es respetar el reglamento porque se supone que todo está así equilibrado.

    ResponderEliminar