domingo, 29 de julio de 2012

Summer is coming...

Pues sí, ya estamos de lleno en el veranito. Ya sea haciendo el salmonete en la playa o la cabra en el monte, los frikis pasamos cada año el duro trago de tener que añejarnos de nuestras colecciones lúdicas (con lo bien que se está encerrado en el sótano sin tener que sufrir eso que llaman sol y aire de limpio…). Pero bueno, perteneces a la Liga del Crespón y has prometido a novias y familiares que vas a intentar ser normal. Eso si, nada te impedirá llevarte cual naufrago algunas cosas de tu colección a tu retiro vacacional.

Mr. Meeple, también necesita desconectar, no todo va a ser  reclamar ciudades.


Y entonces te asaltan las dudas… ¿Qué me llevo? A no ser que te desplaces en un Jumbo 747 es imposible meter los cuatro armarios de cajas en el maletero del coche. Toca seleccionar y descartar. Vamos a ver si podemos dar algunos consejos.

Lo primero es tener claro a dónde vas de viaje y con quien. No es lo mismo ir con dos parejas de amigos donde todos son más o menos friki que marchar de turismo familiar. Define quien será tu grupo de juego y adapta la ludoteca portátil (no tiene mucho sentido llevarte un juego de estrategia infernal de seis horas para jugar con tu tía Gertrudis y tu sobrino de 8 años).

Por otro lado, ten en cuenta que pasarás la mayor parte del tiempo en la playa/piscina/monte y haciendo excursiones de esas para ver sitios (¡que salen en internet! ¿Es que nadie sabe lo de poner ‘fotos Escorial’ en Google?). Esto quiere decir que lo mejor para estas fechas es cargar con juegos sencillotes que se puedan jugar en las sobremesas que es el rato que tendrás libre para tus vicios y por la noche con unas cervecitas. Importante que no sean muy sesudos (que en agosto y con el calor el cerebro va más despacio, que le pregunten a los Trolls).

Ten claro también que, aunque en el grupo haya 6 personas, es fácil que nunca seáis 6 para jugar (a uno no le gusta, el otro quiere echar sienta, la parejita feliz se va a darse besitos al sofá…). Lleva juegos que sean flexibles con el número de jugadores.

Es poco probable por otro lado, que tu lugar de verano sea el palacio de Windsor, así que igual te tienes que apañar con una mesita de camping y unas sillas de playa. Esto nos da otra pista, nada que requiera mucho sitio para jugar o que tenga miles de piezas que nunca volverán a casa.

Así que ya tenemos unas cuantas pistas de cómo debe ser la ludoteca de emergencias: Pequeña, con juegos rápidos y sencillos y que sea flexible con respecto al número de jugadores.

Ahora voy a dejaros algunas sugerencias (que evidentemente tienen mucho que ver con mis gustos y circunstancias).


Black stories: Este es casi obligatorio, se puede jugar hasta mientras conduces y pueden jugar desde 2, hasta 60 personas, en la playa, mientras te tomas unas copas. Si somos más de 2 este es un fijo.



Jaipur: Pequeño y divertido, para 2 jugadores (ideal para echarse unas partidas mientras el resto duerme o ve la telenovela de la tarde).

Hive: un clásico para dos jugadores, además con esas fichas enormes e indestructibles de plasti-acero, puedes hasta bajarlo a la playa y jugar en la toalla.


Agricola. Animales en la granja: De este tengo una reseña pendiente (a ver si la próxima semana la cuelgo). Un magnifico filler para dos jugadores y apto para todos los públicos y edades. Y puede jugarse en solitario (para ese momento en que nadie quiere hacer nada y te has quedado sin baterías en la DS).

Death Angel: Un cooperativo (si te gusta este tipo de juegos) que tiene la ventaja de poder jugarse perfectamente en solitario (a mi casi me gusta más). Eso sí, la temática de Marines espaciales vs. Genstealers no es para todo el mundo.



Traders of Carthage: De 2 a 4 jugadores. Un juego comercial que mete en una caja pequeña muchas horas de entretenimiento.

Keltis de viaje: De 2 a 4 jugadores. Otro juego rápido que requiere poco espacio de despliegue.


Dixit: Estupendo juego que gusta a casi todo el mundo que lo prueba, cumple con casi todas las condiciones que mencionábamos antes, es rápido, para todos los públicos y puede jugarse a partir de 3 jugadores. El único fallo es que es una caja enorme, pero algo que siempre odiamos los que atesoramos juegos (que estén llenos de aire) será esta vez una virtud. El Dixit será nuestro juego nodriza.

Jinx: Muy bueno, para sustituir al Dixit, además necesita mucha menos mesa que su hermano mayor.

King of Tokio: Otro juego tontorrón y para todos los públicos que también viene lleno de aire y es fiel candidato a ser juego nodriza.

Ciudadelas: Otra de esas cajas pequeñas que puede dar mucho juego para grupos medios (a partir de 4-5 personas).


Illuminati: Para 4+ jugadores, un clásico magnífico que apenas ocupa espacio.


Bote Salvavidas: Muy divertido y también apto para todos los públicos (es un juego de negociar y traicionar, quizás no sea muy apropiado para menores). La única pega es que hacen falta 5-6 personas para jugarlo como toca.

Mini cajas: Aquí coy a meter en el saco todos esos jueguecillos sencillotes de cartas que inundan el mercado. Bohnanza, Catan de Cartas, Ubongo mini, Kakerlaken Salat, Mamma Mia, Hanabi, Ligretto, Fantasma Blitz… Todos cumplen con las condiciones necesarias para ser un juego de verano y además valen dos duros.

Party games: Y en este otro saco voy a meter los party games, herederos del Pictionary y el juego de las películas, Times up, Doble, Jungle Speed, Arghhh… son juegos perfectos para jugar después de cenar con la jara de tinto de verano a mano y con gente que nunca en su vida a jugado a nada en los últimos 20 años.







Estos son solo algunos de los juegos que creo pueden funcionar bien en vacaciones. Que cada uno añada y retire los que quiera, me dejo muchos en el tintero (el Takenoko, el Mistery rummy, el Blood Bowl Team Manager…) pero la idea del post era dar únicamente unos consejos sobre cómo elegir juegos que no acaben en la maleta todas las vacaciones.

Hablando del Dixit y el King of Tokio he comentado que eran perfectos para ser juego nodriza. ¿Y eso que es? Os preguntaréis algunos. Pues no tiene mucho misterio, lo cierto es que llevar una docena de juegos con sus cajas es inviable si quieres viajar ligero (sobre todo si luego no te ves capaz de explicarle a tu señora porque están las cajas del catán y sus ampliaciones en el asiento de atrás y donde está su madre). La solución es muy simple, se trata solo de optimizar el espacio sacando todos juegos de sus cajas originales y empacándolos en esas cajas llenas de aire que comentábamos antes. Es relativamente sencillo, meter 7 u 8 de esos pequeños juegos en una sola caja. En un par de cajas puedes llevar fácilmente una docena de títulos, más que suficiente para sobrevivir a las vacaciones.

Por último, hay que pensar en todos esos juegos que has dejado atrás, abandonados en la estantería mientras veían como sus vecinos se marchaban de viaje (¿Es que no hemos visto Toys? ¿No hemos aprendido nada?). Este blog ofrece un servicio de atención vacacional, uno de nuestros agentes visitará tu domicilio y hablará con los juegos que han quedado atrás, diciéndoles que son grandes juegos, que no tienen que preocuparse, que es cosa del hype y que si no se los han llevado es porque los quieren tanto que no pueden arriesgarse a que se deterioren en el transporte. No dejes que tus juegos se depriman, o corres el riesgo de que se venguen de ti con toda la fuerza de sus unos.

Bien, esto es todo por hoy. Entrada veraniega para cerrar el mes y preparar las vacaciones, no olvidéis seguir el blog este verano a través de facebook, Google+ y twitter (2maracasD10). Nos vemos.

1 comentario:

  1. El Bang! es otro clasico q añadiria a la lista.

    Muy buen trabajo!!

    ResponderEliminar