sábado, 13 de octubre de 2012

Jugando a cosicas (XXIX). Reseña de Raj.

Buenos días a todos. Esta semana volvemos de nuevo a las reseñas, y esta vez con una novedad.

Raj: puntuación (6)

Bueno, cuando os he dicho que era una novedad os he mentido un poco, Raj es un juego del 88, diseñado por Alex Randolph. Es novedad en el catálogo de Morapiaf, que nos trae este entretenido juego de cartas de corte familiar.

Es un juego abstracto, en el que los jugadores tratan de capturar cartas de puntuación y acabar siendo el jugador con más puntos al final de las 15 rondas de juego. Cada jugador dispone de un set de cartas de su color, numeradas del 1 al 15 y con ellas, deberá pujar para obtener los premios.

Se basa en una mecánica de puja a ciegas, donde cada jugador coloca una de sus cartas esperando ser el que ha jugado la carta más alta. El punto de caos, lo añade una regla que elimina de la subasta todas las pujas iguales.

Además, algunas de las cartas a capturar, contienen puntuaciones negativas y aquí los jugadores tratarán de evitar quedarse con ellas.

El juego no tiene mayor complicación, pero como los jugadores tienen todos las mismas cartas, no hay azar en el juego. Hay dos cosas que nos ayudarán a ganar, una buena memoria para recordar que cartas han salido (tampoco hace falta ser un tahúr, basta con saber cuántas cartas buenas quedan por salir y si a los demás les quedan muchas cartas por encima de 12) y la empatía para ver cuando los demás jugadores van a apretar y cuando no.

Un mazo de cartas de color para cada jugador y las cartas de puntuación.


El truco está en saber cómo ganar  las bazas. Se trata de ganar por la mínima (para que los demás jugadores paguen caras sus derrotas y tu no tengas que gastar un 14 si te la puedes llevar con un 12), perder por la máxima (aprovechando para descartar nuestras peores cartas) y con algo de suerte llevarnos alguna mano cuando nuestros oponentes sean eliminados por empatar sus pujas.

El jugador amarillo se lleva la carta con un 10, y se ahorra gastar una carta más alta.


El juego es rápido, sencillote y apto para todos los públicos, carne de sobremesa lúdica. No va a ser nunca el plato principal de una mesa, pero con 20 minutos de duración y un precio de 9 euros es un filler estupendo.

Por último, mención de honor al diseñador del packaging (la caja, en cristiano). ¡Por fin un juego de cartas en caja pequeña que puedo enfundar y guardar de nuevo en su envoltorio original!, si no es tan difícil leches, dejas un par de milímetros de margen y listo (a ver si toman nota los de Devir y su Catán de cartas que tengo en un storage de Magic…).

¿Hay algo más hermoso que poder volver a meter un juego en su caja?


STATS.
COMPLEJIDAD: 1, dos minutos para leer las reglas y uno para explicarlas.
DIVERSIÓN: 6, un juego de cartas abstracto, como echarse un cinquillo con la abuela pero con dibujitos de ratones.
FRIKEZ: 1, y porque no hay 0 en la puntuación, apto para todo tipo de públicos.

Links de Raj en Board Game Geek y Mesa de Juegos.

Bueno chicos, nos vemos la semana que viene. Recordad que podéis seguir el blog en facebook, Google+ y twitter en 2maracasD10.

2 comentarios:

  1. Y qué tal el nivel de rejugabilidad?

    ResponderEliminar
  2. Pues como todos estos juegos de cartas, es como jugar a la brisca o al cinquillo, no vas a hacer campeonatos o a organizar una noche de juegos centrada en el Raj, pero es de esos juegos que viene bien tener a mano como filler o para jugar cuando hay gente a la que no puedes sacarle un juego más friki.

    ResponderEliminar