viernes, 19 de abril de 2013

Jugando a cosicas (XXXVIII). Reseña de Aventureros al tren. Europa.

Buenas a todos una semana más en estos lares de las reseñas y los juegos de mesa. Hoy vamos a hablar de uno de los grandes clásicos, un juego que no puede faltar en ninguna ludoteca.

Aventureros al tren caja
Aventureros al tren. Europa: Puntuación (9)

Aventureros al tren (o Ticket to Ride para los amantes de los barbarismos), es un apasionante y entretenido juego de trenes, amplio en virtudes y parco en defectos (poco más se le puede pedir a un juego). Es un juego sencillo, de mecánicas elegantes y que cuenta con un grado de puteo más que aceptable.

En Aventureros al tren, encarnamos a un magnate del ferrocarril tratando de extender su imperio de hierro y vapor. Para ello reclamaremos las diferentes rutas que forman el tablero de juego intentando cumplir nuestros objetivos secretos. Y los reclamaremos mediante unas cartas de diferentes colores que se roban de un mazo común. La mecánica es muy sencilla, si quiero reclamar una vía de 5 casillas verdes, debo robar antes 5 cartas verdes que gastaré para pagar el tramo reclamado.

El juego es de estos que te permite una única acción por turno (en este caso las acciones básicas son robar 1 o 2 cartas o jugar dichas cartas para reclamar vías), así que tendremos que enfrentarnos bastante a menudo al típico dilema de 'coloco ya o me espero un poco más'. Y es un dilema importante, porque en el mapa no hay espacio para todos, las vías solo pueden ser reclamadas por un jugador (a veces por dos) y si nos bloquean alguna de nuestras ciudades objetivo estaremos en problemas.

Aventureros al tren vagones
Los trenes corren por las vías de Europa.


Un inciso, Aventureros al tren Europa es un ampliación independiente del juego original Aventureros al tren (que transcurre en USA), el motivo por el que adquirí este en su momento (y el mismo por el que estoy haciendo la reseña) es que creo que es muy superior al juego base, por una serie de motivos que más adelante detallaré. Sigamos.

El juego continúa con los jugadores extendiendo sus redes de trenes por el mapa mientras tratan de conectar las ciudades de sus objetivos secretos (las cartas de billete o ticket) y termina cuando a un jugador le quedan 2 o menos vagones por colocar (de los 45 vagones con los que empieza), es el momento de llorar, tratar de salvar los platos y puntuar la partida.

Se obtienen puntos por cada tramo de vía reclamado (el valor de los tramos asciende exponencialmente con su longitud), por los tickets o billetes que tengamos completados (es decir que podamos llegar de la ciudad A a la B a través de nuestra red) y después obtendremos puntos extra por tener la red continua más larga y por las estaciones sin usar (unos edificios especiales de la ampliación de Europa), finalmente restaremos los tickets que no hayamos podido completar y eso nos dará la puntuación final.

Billete Aventureros al tren
Seis puntos para la saca.


¿No parece difícil verdad? Bueno, quizás sea porque no lo es. Y esa es una de las grandes virtudes del juego, es fácil de explicar y sus estrategias básicas se aprenden en 5 minutos. Es un juego perfecto de iniciación, con una temática muy accesible una duración mayor que la de un filler pero sin llegar a hacerse pesada para los novatos. Como ya he dicho antes es sin duda una de los imprescindibles de cualquier ludoteca que se precie.

Decía que el TtR Europa (en sus siglas en inglés), es muy superior al básico (según mi parecer). Hay algunos detalles que me redondean un juego que ya de por si era bueno.

Aventureros al tren Europa
Un juego para todos los públicos.


Los túneles y los ferrys. Dos tipos de trayecto nuevos (con respecto al juego básico) que dan valor a los comodines (que pueden encontrarse en el mazo de vagones de colores), que en el juego de USA eran mucho menos importantes.

Las estaciones. Tres piezas especiales que el jugador puede colocar en ciudades para 'pedir prestada' una vía en la fase final de puntuación. Eso hace que si te cierran, puedes seguir en la partida. Perderás algunos puntos y posiblemente te puedes olvidar de competir por la red más larga, pero al menos no has perdido cualquier posibilidad de victoria, cosa que ocurría muy a menudo en la versión básica.

Aventureros al tren estaciones
Las estaciones y los peones de puntuación.


Los trayectos especiales. En esta versión, las cartas de ticket especial (las rutas más largas y con valores de unos 20 puntos) no van mezcladas con las demás y cada jugador tendrá una al empezar la partida (mucho más igualitario y equilibrado).

Bien, pues explicadas las virtudes del juego y la mecánica básica. Vamos a dar unos trazos sobre las estrategias del juego.

Jugar al engaño. Ya he comentado que no hay sitio para todo el mundo, y que te cierren una ruta te puede obligar a tener que dar un rodeo importante, o peor aún a tener que jugar una estación y acabar con la red partida en dos (lo que te impedirá optar en condiciones a los 10 puntos que da tener la red más larga). Es por eso que deber reducir al mínimo las pistas que das a los contrincantes sobre a donde te diriges. Y eso se traduce en un sencillo 'construye continuo', ya que si construyes la red con trozos separados, estás dando a tus rivales información vital de donde es posible que coloques tus siguientes vías y eso es muy peligroso.

Acumular recursos (cartas). Enlazando la idea anterior, una estrategia muy común (a mí me gusta mucho y la uso siempre) es ir acumulando cartas de vagones en la mano sin reclamar vías. Esto tiene múltiples ventajas, siendo la principal que no das ninguna pista de tus intenciones a tus rivales hasta el final, momento en el cual puedes reclamar un buen montón de trayectos un turno tras otro dejando a tus rivales sin opción a reaccionar. Además es la forma más fácil de conseguir la vía de 8 vagones (esta vía da 21 puntos solo por construirla, merece la pena aunque ni siquiera la tengas en tus billetes). Esto también tiene un riesgo, que te chafen las vías que quieres. Lo habitual en las partidas suele ser ver a los jugadores acumular cartas e intercambiar miradas, hasta que uno de ellos pone al primera vía y el resto de jugadores con intereses en la zona se lanza a una orgía construcción y especulación transportil.

Las cartas de vagones que nos permitirán levantar nuestro imperio.


Red de vías largas o de muchas ciudades. Aquí tenemos un conflicto de intereses. Las vías largas dan más puntos, pero unen menos ciudades que una red de pequeñas vías. De un modo obtendré más puntos por vías, y del otro (posiblemente) obtendré más puntos por tickets. Aquí va a depender un poco de que estrategia vaya a seguir.

La red continúa. Es importante que nuestra red sea una, grande y continúa. El motivo es que si más adelante decido coger más tickets (se roban al azar) hay más posibilidades de que mi red los tenga completados (o casi) y además me dará muchas más posibilidades de optar a los 10 puntos de la red más larga.

La línea Petrogrado-Estocolmo. Esta línea de 8 vagones de largo, da la friolera cifra de 21 puntos, solo por eso merece la pena construirla (son tantos puntos como completar un ticket de largo recorrido ¡con solo 8 vagones!). Para ello tendremos que ir acumulando cartas de un color (alguno que no vayamos a usar), robándolas de la mesa cuando aparezcan y del mazo cuando no haya a la vista.

Vigilar a tus rivales. Sé que parece una obviedad, pero vigila cuantos vagones les quedan porque cuando tengan solo 2 terminará la partida y pueden pillarte con un montón de puntos negativos si no has estado atento. Por lo general cuando a un jugador le queden 15 o menos vagones es el momento de poner la directa y con menos de 10, empezar a salvar los muebles.

El juego tiene un montón de ampliaciones (África, Asia, India, Suiza, Alemania...) cada una con sus pequeñas variaciones de reglas para darle un aire fresco a este básico de los juegos de mesa, así que olvídate de que termine quemado en una estantería. Por último y a modo de anécdota, una errata garrafal en el mapa, que sitúa Barcelona en Valencia (que tampoco costaba tanto mirar un mapa...)

Barcelooonaaa, es la tierra de las flores, del la luz y del amor... 


Este es uno de esos juegos que puede jugarse en dispositivos móviles (de momento solo aifon... pero ya llegará) y en el PC a través de la plataforma Steam o de la propia web de Days of Wonder.

Poco más voy a decir. Es uno de los juegos perfectos para iniciar gente en este vicio nuestro, ya sea la novia, el hermano pequeño o la abuela. Pero además, tiene la profundidad suficiente para picar a los más jugones y conseguir partidas memorables, entre gritos de frustración, caras de furia contenida y el inevitable 'la mía es más larga que la tuya'. Si no lo tienes ya, pocos juegos hay que debieras comprar antes que este.

STATS

COMPLEJIDAD: 4, aunque se pueda jugar a altos niveles de competición el juego en si es más simple que el mecanismo de un botijo (luego ya que te hagas 150 o 35 puntos es harina de otro costal).
DIVERSIÓN: 8, es sorprendente lo que nos gusta jugar a los trenecitos ¿reminiscencias de la infancia porque tu padre no te dejaba jugar a gusto con el Ibertren?
FRIKEZ: 4, para todos los públicos sin lugar a dudas, una mecánica facilona, un juego colorido y un tema de lo más universal.

Links de Aventureros al tren Europa en Board Game Geek y Mesa de Juegos.

Pues ya hemos completado esto una semana más. Recuerda que puedes seguir el blog en facebook, Google+ y twitter en '2maracasD10'. Nos vemos la semana que viene si nada nos lo impide.

8 comentarios:

  1. Me encanta como cuida Days of Wonder sus juegos :)
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Es un juegazo y muy adictivo. Tengo las 3 expansiones, india y suiza, asia y el corazón de áfrica, Junto con el de Europa, que coincido contigo que me gusta más que el de USA. Mis suegros de setenta tacos, fliparon las primeras veces que jugamos y les regalamos el de Usa y han enganchado a otra pareja de amigos. Además, mi hijo de 7 años juega con nosotros, una prueba más de su sencillez,y de que gusta a todos los públicos.

    Saludetes!!!!

    ResponderEliminar
  3. Uuuuf, qué ganas me han dado de probarlo... con lo que me gustan los trenes XD Muy buena entrada, me ha quedado todo clarito o/

    ResponderEliminar
  4. Yo es uno de los que saco siempre que quiero pasar a alguien al siguiente nivel de los juegos frikis después de los party games.

    ResponderEliminar
  5. Hola, sólo una corrección. No encarnamos a un magnate sino que emulamos a La vuelta al mundo en 80 días. Somos pasajeros fanáticos de los trenes que compitern por recorrer la distancia más larga en el mismo periodo de tiempo.
    Por lo demás, de acuerdo con todo. Es un juego estupendo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. : ) En el Ticket to Ride USA si, en este lo cambiaron por magnates del ferrocarril, tal vez porque incluían la regla de construir estaciones y les parecía raro que los viajeros lo hicieran o quizás simplemente al que redactaba las reglas se le fue la pinza.

      Eliminar
  6. Es una "inversión" segura para la ludoteca, está en el punto ideal del contínuo jugón no-jugón... y de toda la serie de Aventureros... yo también aposté por el de Europa, por esas reglas adicionales sobre el de EE.UU. y porque lo que aprendes sobre geografía tendrá una mayor cantidad de posibilidades de uso.

    ResponderEliminar
  7. El juego es muy bueno, aunque el mapa es poco correcto, ponen a Madrid en Extremadura y a Barcelona en Valencia. Suprimiendo ese desperfecto, es bastante bueno.

    ResponderEliminar