viernes, 10 de mayo de 2013

Boardgame Party Alborache 2013

Y con este fabuloso nombre que me he inventado, bautizo la espectacular quedada que se organizo el pasado fin de semana, de la mano de mis muy amados Tere y Marcos en la localidad valenciana de Alborache. Un fin de semana en un albergue rustico (muy rustico... y no en el buen sentido) en el que los juegos fueron protagonistas absolutos en unas 48 horas non-stop (bueno, un poquito sí que paramos).

Éramos un capazo de gente (veintitantos) con niños incluidos ¬¬ (para la próxima voy a proponer un foso con perros o algo para que se entretengan) y teníamos un par de aulas reservadas para dar rienda suelta a nuestros vicios.

El objetivo era jugar, conocer gente y exprimir un fin de semana con juegos y más juegos. Y lo conseguimos sin lugar a dudas.

El primer día llegamos ya para cenar y después de tratar de ingerir la sopa de sobre con sabor a pollo de mar y dos trozos de algo que parecía una hamburguesa pero que por su textura y sabor bien podría haber sido una loseta del escudo térmico del Challenger, nos fuimos a la sala de juegos y empezamos con el maratón de juegos, saqué algunos de los rapiditos que había llevado y nos echamos unas partidas al Evolution, Traders of Carthage, Innovation, Toma 6 y Gran Dalmuti. Todo cosas rápidas para ir calentando motores para el día siguiente. Acabamos a mitad de noche y nos fuimos a dormir (a las 9 tocaba el desayuno y hay que dormir al menos 3 o 4 horas, lo dicen los médicos).

Sonríen porque todavía no han probado la comida.
Traders of Carthage
Traders of Carthage.
Niagara
Niagara.
Stone Age
Stone Age.
El sábado la cosa ya era más seria, aunque por la mañana seguimos jugando a cosas sencillitas. Asara, otro Evolution, Cats (que también hay que sacar prototipos de vez en cuando) y a comer (esta vez nos sorprendieron con unos espaguetis a la carbonara, había también una fuente con atrezo de decoración que la gente confundió con rabas rebozadas, craso error).

Construyendo las torres más bellas de oriente (aka. a ver quien la tiene más larga).
¡Miauuu! Mis gatas favoritas se baten en duelo XD. Sesión de prueba de Cats.
Luchando por la comida y la supervivencia con Evolution.


Y llegó la tarde, ahora sí que tocaba petarlo, saqué el Blackbeard (la nueva edición de GMT) y tras un largo rato de explicación/lectura de reglas nos pusimos en marcha, surcando los mares y cañoneando sin piedad a cuanto mercante osaba ponerse de por medio. Aquí un vaso de coca-cola traidor acabó encima de la mesa (culpa mía, menos mal, porque así me ahorré tener que matar a nadie) pero los daños se controlaron rápidamente y unos días después debo decir que el juego ha soportado magníficamente el baño (GMT is coke-proof).

¡Arrrrr! Con cien cañones por banda...
La otra mesa va de política.


Cena, soilent naranja y muslo de pollo seco (no preguntéis, yo tampoco sé como se puede conseguir que un muslo de pollo acabe seco), recuerdo las palabras de Bear Grylls, me concentro en que son proteínas (o como mucho algún tipo de mineral no tóxico) y me lo termino todo, el café de la máquina me ayudará con la digestión.

Y nos ponemos con el big game de la noche, un Through the Ages completo a tres jugadores (que mala es Tere que no dejó que Ruty jugara...), me lo pasé teta, aunque me dieron una paliza descomunal, un par de errores a mitad de partida y un grupúsculo disidente jugando a un escandaloso party game en la mesa de al lado en el late game que no me dejaba pensar (me equivoque sumando 2+5, no digo más). Pero no pasa na, aquí se viene a de sufrir (y tampoco se puede ganar todo). De nuevo acabamos a las mil de la madrugada y de vuelta al catre.

Preparando la sesión nocturna.


Debo decir que la opinión general era que las camas eran terribles, yo soy de dormir poco y como acabamos tan tarde no tuve tiempo de discernir si de verdad eran tan malas. Lo que si era un espectáculo era la comida (¿lo he dicho ya?).

Y con gran tristeza de corazón llega el último día de la quedada frikuna, nos sentamos de nuevo a las mesas y decidimos probar un juego nuevo, el Mage Knight. Que ya nos llevo todo el resto del día entre leernos la reglas y jugar, con una parada en medio para comer (sic.) y jugar un hombre lobo.

Esto es como Heroes of M&M pero en tablero, me encanta.


Al final, cerramos el albergue y a las siete de la tarde nos volvíamos para Valencia.

Poco más puedo decir, aparte de espectacular, divertidísimo y tenemos que repetirlo, ¡pero ya!

Bueno, como veis, llevamos varios unas semanas de actividad tras actividad, a ver si descansamos un poco y podemos volver a las reseñas ; ). Nos vemos la semana que viene y recordad que podéis seguir el blog en facebook, Google+ y twitter en 2maracasD10.

2 comentarios:

  1. Uf... ¡qué pasada!... y lo que se ve y no cuentas... que por ahí está la caja de EL GOLPE abierta... ¡¡¡Y le habéis metido mano al BLACK BEAR!!! con un pedazo de manual de ¿40 páginas?... Fabuloso fin de semana friki.
    ¿cuál es el juego de la última foto?... porque me parece que sí que hay uno que es como el Heroes III pero en mesa... aunque no recuerdo que tuviera esa buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el Mage Knight. Un deckbulder de fantasía con exploración de territorio y batallitas. A mi me ha recordado mucho al HM&M (eso si, lo encuentro un poco caro para lo que ofrece)

      Eliminar