sábado, 25 de mayo de 2013

Quiero una ludoteca, que me sirva para correr...

Hola a todos, hoy estoy metadifúsico y tras mi última compra que me costó horas y horas de estrujar las neuronas, interminables listas de pros y contras y consultas al oráculo de Delfos, he pensado tratar el tema de las compras de juegos de mesa, tal como hice un par de semanas atrás con los de juegos de rol (al final me compre un Halcón Milenario que voy a usar muy poco, pero bueno..., lo importante es que hagáis lo que yo digo no lo que hago, o corréis el riesgo de acabar convertidos en un friki irrecuperable como el que suscribe).

Halcón Milenario X-Wing
Pero como dejar escapar esta joya... ya veré si la saco a la mesa algún día, pero...
Vamos al lío. El negocio de venta de órganos va viento en popa, tienes dinero fresco para gastar y quieres empezar tu gran proyecto, tu Biblioteca de Alejandría particular ¿que comprar?

viernes, 17 de mayo de 2013

Jugando a cosicas (XXXIX). Reseña de Blackbeard.

Saludos grumetes, espero que estéis preparados porque aquí no hay tiempo para la contemplación y la vagancia ¡Arriad la velas! ¡Trepad a esas jarcias hijos de un babuino leproso! ¡Cargad los cañones por las barbas de Satán! Preparaos para ganar la gloria y la fortuna que aguarda a los valientes o descansar en el cajón de Davy Jones. Porque esas son los únicos finales posibles para los jugadores del que es sin duda uno de los mejores juegos de piratería que pueden encontrarse en el mercado.

Blackbeard: Puntuación (8)

Blackbeard es un juego muy, muy viejuno de la prestigiosa (y ya extinta, o casi) editorial Avalon Hill. Pero no vamos a hablar de este juego, sino de la reedición de GMT, que nos trae este excelente título con un magnífico lavado de cara, tanto a nivel de estética como a nivel de mecánicas de juego.

Lo primero que sorprende es el brutal salto que supone pasar de un tablero con casillas hexagonales donde movías tu barquitos casilla a casilla y este nuevo con zonas de mar genéricas que se ventila los siete mares en un puñado de casillas gordas... Debo reconocer que al principio me tiró para atrás, pero después me rendí a la jugabilidad, así que aunque soy un firme defensor de los juegos complejos y de contar casillas le doy el visto bueno al sistema de zonas de mar.

viernes, 10 de mayo de 2013

Boardgame Party Alborache 2013

Y con este fabuloso nombre que me he inventado, bautizo la espectacular quedada que se organizo el pasado fin de semana, de la mano de mis muy amados Tere y Marcos en la localidad valenciana de Alborache. Un fin de semana en un albergue rustico (muy rustico... y no en el buen sentido) en el que los juegos fueron protagonistas absolutos en unas 48 horas non-stop (bueno, un poquito sí que paramos).

Éramos un capazo de gente (veintitantos) con niños incluidos ¬¬ (para la próxima voy a proponer un foso con perros o algo para que se entretengan) y teníamos un par de aulas reservadas para dar rienda suelta a nuestros vicios.

El objetivo era jugar, conocer gente y exprimir un fin de semana con juegos y más juegos. Y lo conseguimos sin lugar a dudas.