viernes, 26 de julio de 2013

Jugando a cosicas (XLII). Reseña de Gobb'It.

Hola a todos maraqueros, después de unas cuantas semanas de reseñas de pesos pesados y artículos ladrillosos, toca algo más veraniego. Le echamos un vistazo a lo último de Morapiaf que pronto tendréis en vuestras tiendas.

Gobb'It: Puntuación (6)

Gobb'It es un filler, un party game del estilo del Jungle Speed (muy del estilo) en el que vamos a gritar mucho y a dar unos golpes en la mesa de los que asustan a media finca (mejor no jugarlo en la mesa de cristal).

El juego es muy sencillo, una cadena alimenticia de moscas - camaleones - serpientes y unos terribles gorilas que lo matan todo, tres hábitats (colores) diferentes... y ya está. La idea es ir sacando cartas y cuando se produce un duelo (igualito que en el Jungle) los jugadores deben pegar una manotada en el montón de cartas para no perder cartas.

viernes, 19 de julio de 2013

El taller de juegos (I). La importancia del diseño.

Tenía yo estas líneas escritas desde hace un tiempo, esperando el momento de ver la luz. Y creo que esta semana puede ser un buen momento. Desde mi infinita arrogancia y mi no menor ignorancia, voy a dejar por aquí algunas de las ideas y conclusiones a las que voy llegando en mi lento caminar como diseñador de juegos en ciernes.

A todos los jugones nos pica en uno u otro momento, el gusanillo de crear nuestro propio juego. Desde unas simples reglas caseras a un juego totalmente nuevo, pasando por las adaptaciones o cambios de tema de un juego que nos gusta. Sea como sea nos ponemos manos a la obra, garabateamos en una libreta, hacemos unas tablas con +1 y -1 que tachamos una y otra vez, hasta que finalmente tenemos nuestra idea clara, vamos a internet para bajar imágenes chulas para nuestras cartas/fichas/peones/tableros y listo.

Luego imprimimos todo en blanco y negro para ahorrar, pegamos y recortamos a lo cutre sobre una cartulina... y luego nos frustramos porque a nuestros amigos el juego les ha parecido un churro y en internet la cosa no ha mejorado...

La primera beta puede ser así, pero para salir de tu grupo de 'testers amigos' conviene darle una mano de pintura.


Han corrido ríos de tinta sobre la importancia de la imagen en los juegos (tanto de rol como de tablero) y la gente se posiciona en uno u otro lado (como si hubiera otro lado...), al final todo parece quedar en un amigable empate entre la gente que piensa que la imagen es fundamental y los que no son capaces de ver la realidad.

viernes, 12 de julio de 2013

El Halcón Milenario en X-Wing Miniatures.

Hola a todos, hoy voy a hacer una pequeña disertación sobre la que sin duda es la nave más carismática del universo Star Wars, el Halcón Milenario. Ni TIEs, ni Destructores, ni leches en vinagre ¿quién no ha soñado con poder echarle el guante al pedazo de chatarra más rápido de la galaxia?

El problema viene cuando te has gastado los 30 eurazos que vale el cacharrito y tratas de encajarlo en una lista. Y le das vueltas y más vueltas y por más que intentas cuadrarlo no hay manera de que te den los puntos para nada y todo es meter y sacar opciones, tripulantes, mejoras, cambiar de piloto... y nada. Pero te emperras, porque es el Halcón, y yo quiero pilotar el Halcón... y punto pelota.



Pues nada, si estáis en la misma situación que yo voy a aprovechar para daros la torra con mis impresiones personales en las partidas que llevo con esta maravillosa nave (no es que sea un jugador muy bueno, pero os daré mi opinión de todos modos...).

viernes, 5 de julio de 2013

Jugando a cosicas (XLI). Reseña de Through the Ages.

Buenas a todos, ya estamos de vuelta con las reseñas y hoy cogemos a uno de los grandes. Un juegazo que en el momento de escribir estas líneas esta en la tercera posición de la BGG.

Through the Ages: Puntuación (9).

Through the Ages es un juego abstracto de civilización, un mueve-cubos infernal que te dejará más de un turno con el temido analis-paralis mientras tratas de optimizar tus limitados recursos.

Así a groso modo (ya sabéis que no soy yo de reproducir reglamentos), el juego consiste en ser la civilización con más cultura al final de la partida. Pero por supuesto, todos los caminos llevan a Roma y hay muchas formas de conseguir esa cultura, ya sea rezando, cocinando hamburguesas o simplemente robándosela a tu vecino.