sábado, 26 de abril de 2014

Jugando a cosicas (LIII). Gardens (de luxe)

Esta semana he disfrutado de un par de días de vacaciones desconectado del mundo, tomando el sol y jugando al Sherlock Holmes. El problema de estas cosas es que luego llega el momento de publicar el blog y no has hecho nada -_-.

Menos mal que el viernes por la tarde pude asistir a una presentación del Gardens de luxe, de luxe porque lo presentó el propio autor, y eso me va a permitir salvar la papeleta (gracias Perepau XD).

Gardens: Puntuación (8)

Gardens es un juego abstracto de colocación de losetas, sencillo y divertido. Sencillo porque se explica en 2 minutos y en la primera partida ya has pillado las mecánicas del juego. Divertido porque tiene un nivel de puteo muy elevado y eso siempre nos gusta.

Originalmente el juego se diseñó con una temática de cepas de virus que infectaban células a través de las vías sanguíneas (muy adecuado para todos los públicos...) que finalmente fue cambiado por algo mucho más bucólico como es el plantar flores de colores, aunque se sigue viendo el odio mortal entre virus en la forma de jardineros toca huevos.

La mecánica en sencilla, las losetas tienen en cada esquina la cuarta parte de un parterre de flores de los colores de los cuatro jugadores y están cruzadas por caminos y riachuelos. El jugador roba una loseta, desplaza unos de sus jardineros por la red de caminos hasta donde quiera y coloca allí la nueva loseta (siempre respetando las líneas de caminos y riachuelos, al estilo Carcassonne). Cuando juntas cuatro esquinas, se completa un parterre y se puntúa. El jugador con mayoría de flores de su color se lleva 1 punto, en caso de empate nadie se lleva el punto.

El jardín crece.


Coincidiréis conmigo en que solo con esto el puteo ya se adivina importante.

Pues a esto le añades que, cual Istari furibundos, los jardineros se bloquean el paso unos a otros, consiguiendo así que un jugador no pueda acceder al parterre que le daría el punto que necesita o incluso bloqueando por completo al peón del jugador que puede acabar viéndose obligado a perder el turno para recuperar el peón bloqueado.

¡No puedes pasar!


Por la mecánica de puntuación, el juego cambia muchísimo de 3 a 4 jugadores, ya que la inclusión de un color 'no jugador' abre infinidad de posibilidades para sabotear los parterres y tratar de impedir mayorías ajenas. Es casi como tener dos juegos diferentes (de la versión en solitario no diré nada porque no me gustó demasiado, me recordaba demasiado a esos solitarios de cartas que jugaba en el pc viejo de mi madre).

Los materiales, buenos y de calidad como corresponde a un producto de una editorial como Devir. Las únicas pega que le pondría al juego son; la forma de los meeples jardineros (demasiado altos e inestables) y una de esas cosas feas que también parece que corresponde a las editoriales grandes 'si el juego vale más de 20€ caja grande que el aire es gratis'.

Luego llego una agradable charla en la calle mientras los adictos daban rienda suelta de su vicio que me confirmó una vez más que Perepau es un tío divertidísimo. Y tras disfrutar de un buen rato me fui (con gran pesar de mi corazón) a un evento donde me daban gratis de comer y de beber (que uno tiene sus principios, y el comer de gorra es uno de los más importantes).

El autor del juego.


Resumiendo el juego, si buscas algo para iniciación, o un juego sencillo con el que picarte con los amigos y te van los juegos abstractos. Esta es sin duda una buena elección.

STATS
COMPLEJIDAD: 2, coger loseta, superar el AP, colocar loseta, mover jardineros para putear más, fin de turno.
DIVERSIÓN: 7, aunque la temática puede echarte para atrás si no te gusta, el juego en si es muy divertido y sinceramente, podría estar horas, solo puteando a mis rivales.
FRIKEZ: 1, jardines y flores, más común imposible.

Links a Gardens en Board Game Geek y Mesa de Juegos.

Hasta la próxima semana, y ya sabéis que el blog se puede seguir en facebookGoogle+ y twitter en 2maracasD10.

1 comentario:

  1. Pues... a pesar de la frikez 1... el juego parece muy chulo, sobre todo porque el divertimento parece asegurado y desde luego menos mal que has hecho la reseña... porque con la portada igual lo pasaba por alto a la hora de hojear los estantes de una friki-tienda.

    ResponderEliminar