sábado, 19 de julio de 2014

Jugando a cosicas (LVII). Dungeon Raiders.

Buenas maraqueros, se acerca el verano y esta época del año es ideal para sacar todos esos fillers que buscan su momento para salir a la mesa y cargarlos en la maleta de camino a la playa. Hoy vamos a echarle un vistazo a uno de mis fillers favoritos.

Dungeon Raiders Cover
Dungeon Raiders: Puntuación (7)

¿Recuerdas esas partidas de rol en las que el ladrón intentaba afanar el tesoro en la primera partida, el clérigo lo veía y trataba de detenerlo y mientras tanto el guerrero se lanzaba a decapitarlo? Pues Dungeon Raiders recoge ese estupendo espíritu de cooperación y lo plasma en un rápido juego de cartas que te hará reír si o sí.

El juego consta de cinco rondas que representan los cinco niveles del dungeon en el que los aventureros se adentran para forrarse. Cada uno de los niveles del dungeon consta de cinco cartas/encuentros que los jugadores deben superar jugando una carta de su mano. Tras los cinco encuentros del nivel los jugadores recuperan sus cartas y entrar en el siguiente.

Dungeon Raider level
Un nivel del dungeon / ronda de juego (algunas de las cartas se pueden ver y otras son ocultas).

La chica del juego está en que todos los jugadores tienen cinco cartas numeradas del 1 al 5 para jugar durante cada ronda. Así que tendrán que gestionar bien sus cartas para sacarle el máximo partido. ¿Recuerdas cuando decía que había que superar los encuentros? Bueno en realidad quería decir 'ser el menos perjudicado o el que más tajada saque'.

Dungeon Raider cards
Las cartas de acción (1-5) y cuatro cartas especiales.


En el dungeon hay monstruos que arrearán un guantazo al jugador que juegue la carta más baja, tesoros para el que juegue la carta más alta y trampas para bajarle los humos a ese jugador tan chulito que tiene más oro o vida que nadie. Y así el juego se convierte en una lucha de sesos tratando de averiguar que carta jugar para salir mejor parado que los demás. Una mecánica un poco similar al tiburón de Asmodeé pero con más chicha. A estas cinco cartas le añades unas cuantas cartas especiales (llaves, espadas, bolas de cristal y antorchas) y ya tienes una forma magnífica de pasar veinte minutos puteando a tus amigos y poniendo cara de puñalada trapera.

Dungeon Raider final boss
¿Que sería de un dungeon crawler sin monstruo final?


Las condiciones de victoria son de lo más divertido, al final de la partida el/los jugadores con menos vida, mueren (según el juego por las heridas de los monstruos... todos sabemos quién ha sido) y de los que queden el que más oro tenga es el ganador. Así que hay que acumular oro, pero vigilando que no seamos los más flojos del grupo o nuestros propios compañeros se encargarán de aliviarnos el peso de nuestra bolsa.

Dungeon Raider heroes
Los héroes que tratarán de sobrevivir unidos a la aventura, más o menos (foto BGG).


En resumen, un juego rápido y divertido que te hace pasar un rato estupendo haciendo lo que más nos gusta, joder al de al lado.

STATS
COMPLEJIDAD: 3, juega una de tus cinco cartas cada turno y ríete de los que pierdan.
DIVERSIÓN: 8, maldad en estado puro y sin edulcorar.
FRIKEZ: 6, se disfruta más si alguna vez has jugado una partidita de D&D o algún juego machaca del estilo.

Link a Dungeon Raiders en Board Game Geek y Mesa de Juegos.

Ya sabéis que podéis seguir el blog en facebookGoogle+ y twitter, nos vemos dentro de dos semanas (la que viene tengo trabajo y las Jornadas de Rol en Quart así que estaré missing in action.

2 comentarios:

  1. Un juegazo que te ofrece lo que te promete: Diversión, Simplicidad y corta duración.
    Ideal para esos momentos de espera hasta que llegan todos.

    ResponderEliminar