domingo, 31 de mayo de 2015

I Caloret Ludo

Bueno, como lo prometido es deuda aquí os dejo una pequeña reseña del Encuentro de Sedaví que organizó Roach Room y en el que enmarcamos el I Caloret Ludo.

Las jornadas funcionaron muy bien, fueron pequeñitas y atrajeron a unos cuantos grupos de jugadores de rol y tablero.

Como primera cuestión a tener en cuenta para futuros encuentros de autores y como autocrítica hay que organizarse un poco mejor sobre la hora de quedada porque con el cambio de lugar y hora de último momento acabamos llegando cada uno a una hora y al final fue un poco caótico todo.



Salvado ese pequeño escollo y aunque fuera a salto de mata pudimos jugar algunos protos. Nada más llegar había bastante ruido de una actividad que se estaba desarrollando junto a las jornadas así que decidimos salir a tomar una cervecita mientras hacíamos tiempo.

A la vuelta empezamos con el juego de las pirámides de Marc que probamos a dos jugadores mientras discutíamos sobre componentes y producción y las nuevas mecánicas que había implementado para la fase de puntuación. Como sé que algunos no tendrán ni idea de que estoy hablando, es un juego que estrenó en las DAU del año pasado, se lanzan varios dados y los jugadores deben calcular la suma de los mismos rápidamente para atrapar uno de los dados o meeples de colores del juego en función del resultado. A partir de ahí se obtienen unas losetas con las que los jugadores construyen sus propias pirámides y tratan de cumplir objetivos de puntuación.

Después tuvimos una larga pausa para comer y pude sacar un par de veces a mis piratas del ¡Abordaje! que funciona de manera muy fluida. Trasteamos un rato con los componentes (tratar de ajustar precios antes del crowdfunding no es tarea fácil). El hecho de que la carta de luchar cuerpo a cuerpo sea inútil en algunas ocasiones genera frustración a veces pero es parte del equilibrio del juego al penalizar al jugador español y darle un uso alternativo haría aún más difícil la ya de por sí complicada vida pirata así que se queda en el tintero mientras le doy vueltas, quizás en como habilidades especiales...

Por último pudimos echarnos una partida al juego de zombis de Carlos. Un survival de cartas donde cada turno tratamos de sobrevivir a un apocalipsis de muertos mientras buscamos armas y suministros. El juego ha mejorado mucho con los cambios sobre los eventos que le ha aplicado desde la última vez que lo vi.



Y eso fue todo, lo cierto es que se quedó muy corto para mi gusto pero no tengo dudas de que el próximo Caloret funcionará mucho mejor.

Bueno, esta semana tocaba entrada cortita y autobombo. Nos vemos la semana que viene y recordad que podéis seguir el blog en facebookGoogle+ y twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada