viernes, 20 de mayo de 2016

Pues cuando yo era joven... Panorama lúdico.

Hola a todos, antes que nada disculparme porque la semana pasada no hubo entrada (temas personales) y ni siquiera avisé T_T

Y ahora al turrón. Como habréis adivinado por el título, armado con el batín de abuelo cebolleta, os voy a dar la chapa sobre lo mal que está todo hoy y como era mucho mejor cuando la mayoría de vosotros era todavía un zigoto.

... y no nos importaba leer manuales de reglas durante meses, cough, cough...


El mundo de los juegos de mesa ha evolucionado mucho en los últimos años y poco a poco parece que despierta en España una afición amplia y transversal, alejada de los nichos tradicionales y abriéndose al público general. Y esto nos trae cosas buenas y cosas malas, cambia el mercado, cambian los precios, cambia el producto y será mejor que nos agarremos porque esto no ha hecho más que empezar.

¡Joder que precios!

El primer cambio que habremos notado los jugones es que los precios se han disparado hasta la estratosfera. Hace cuatro días un juego costaba de veinte a treinta euros y los más caros entre cuarenta o cincuenta y de golpe y porrazo las grandes novedades valen cien eurazos O_o



Una culpa de esto lo tienen los consabidos juegos de miniaturas que hoy por hoy inundan los crowdfundings. Ya está aquí el viejo cascarrabias, dirán algunos, pero es que de un tiempo a esta parte Kickstarter se ha convertido en una especie de carrera entre algunas compañías por ver quién saca el juego con más minis, más molonas y lo peta más en menos tiempo ¬¬ ¿y el juego? Bueno, eso parece que no es tan importante, lo importante es que las minis molan mucho... Y así sale un juego como Dark Souls, del que no se sabe nada más allá de que es un Dungeon Crawler y que lleva minis muy guays, y lo peta antes de abrirse la campaña sacando casi cuatro millones de euros. Ojo que no digo que sea un mal juego, que no lo sé, pero lo marciano aquí es que la gente tampoco lo sabía y se han lanzado a saco con un 'Shut up and take my money' que me deja muy loco. Que será porque soy pobre, pero yo cuando me tengo que comprar un juego que cueste más de 10 euros me miro reseñas, me leo las reglas, veo la valoración de la BGG (sí, yo también soy un yonqui de los rankings) y si vale más de 30 trato de jugarlo antes de decidir si lo quiero añadir a mi colección o no. Todos hemos hecho compras compulsivas en un momento u otro, pero esto que vemos ahora me parece un no parar ¡Pero de donde sacáis la pasta para meteros en estos crowdfundings de 200 pavos! ¿Vendéis drogas o algo?

El segundo punto que no se nos debe escapar es que la ampliación del nicho de mercado nos hace llegar a gente que no sabe nada de juegos y que paga treinta o cuarenta euros por el juego de Operación Triunfo o por un Monopoly. Así que no verán nada extraño que un juego con piezas de madera, cartas bien cortadas y un montón de componentes tenga un precio más caro.

El resultado de esto es que ahora los juegos son más caros y mejor que nos acostumbremos porque no tiene pinta de que vaya a cambiar en breve (preguntadle a Asmodee y su idea de cómo hacer que valoremos un juego...).

Como diría la canción, menos mal que nos queda Portugal, o en este caso el mercado indie.

¡Todo está lleno de juegos mierdosos!

Puede parecernos, viendo todo lo que sale nuevo, que el mercado se va al garete y está lleno de proyectos amateur de calidad entre baja y lamentable. Pero sería una visión muy parcial, por un lado hay que tener en cuenta que la cantidad de proyectos que se lanzan es cada vez mayor y no todos pueden ser juegazos (como los que vamos a sacar nosotros en breve, que han ganado premios y todo, esto no es 'product placement' siga circulando). Otro de los perniciosos efectos que ha tenido la incursión de los sacos de miniaturas en los crowdfundings es que se tiende a juzgar con la misma vara un juego que recauda 4.000 euros y uno que saca varios millones y tiene detrás una editorial con una plantilla completa de gente trabajando y por extensión con los juegos profesionales que sacan las editoriales más grandes. Hemos perdido de vista el motivo original por el que salieron estas plataformas, dar una puerta de acceso a autores noveles para enseñar sus juegos. Ahora son una especie de tienda donde comprar con descuento el nuevo juego de la editorial X.

Con 4 millones de dólares yo también meto tuercas del Eagle en el Walking on the Moon.


Con esto no quiero decir que tengamos que aceptar todo lo que nos llega bajo la excusa de que es amateur o indie, siempre se debe exigir un mínimo de calidad y profesionalidad pero creo que deberíamos acercarnos a estos proyectos con otra mentalidad, más enfocada a investigar, buscar y descubrir algo nuevo y fresco que a hacernos con el último blockbuster y comprar con el hype en la mano ¡Mira un juego de Pokemon vs. zombies!. Además estos proyectos sirven para darle un respiro a nuestra cartera, alejados de los cientos de euros de Cool Mini or Not podemos descubrir verdaderas joyas por muchísimo menos.

Vale, esto igual se pasa de cutre -_-


Estoy de los Legacy hasta aquí...

Reconozco que tengo un par de serios problemas contra esta nueva moda de destrozar juegos, mi compulsión a enfundar, forrar y proteger mi colección no me convierte en alguien receptivo a estas moderneces...

Pero salvando ese punto, lo que realmente me molesta es como se disfraza un interés puramente económico de revolución lúdica. Como si los juegos con campañas se hubieran inventado en 2015... No hay ni una sola cosa de un legacy que no se pueda resolver mediante cartas, tarjetones y blocs de notas como han hecho wargames y juegos de rol desde que Tolkien usaba pañales, dejando el juego intacto y listo para disfrutar una y otra vez por otras personas (o por las mismas si me apetece).



Conste que no es una queja sobre juegos con poca rejugabilidad, tanto el Detective asesor como el Watson y Holmes me parecen juegazos y solo los puedes jugar una vez. Lo que me indigna es que se imponga esa falta de rejugabilidad artificialmente con el único fin de introducir la obsolescencia programada en los juegos de mesa. Que uno ya tiene unas tabla y cuando me hablan de la emoción de jugar y de como el tablero y las reglas cambian durante la partida me dan ganas de sacar la mano de las collejas.

Que vienen los piratas

Ahora mismo el mercado es bastante pequeño y no es un botín atractivo, pero si el ritmo de crecimiento sigue así, no tardaremos en ver empresas de pocos escrúpulos dispuestas a sacar el juego de 'Los colonizadores de Patán' o el 'Castlessonne', ya hemos tenido un famoso caso de flagio moderno en España (de los antiguos éramos pioneros en el mundo) y debo decir que no estoy muy orgulloso de la respuesta de la comunidad.

Esto es lo que hace daño a los juegos, no que la gente se haga un print and play, se fotocopie un juego de rol o cuelgue en la BSK un Love Letter de Star Wars. Y la única protección que tienen los verdaderos creadores de contenido lúdico es que la comunidad castigue con el boicot estos juegos piratas que se aprovechan del esfuerzo de otros.



Ale, ya os he dado la chapa, el sábado nos vamos a las Jornadas Daedrik de Xirivella y haremos allí el Caloret Ludo de Mayo. Recordad que podéis seguir el blog en facebook, Google+, twitter e Instagram y estad atentos a nuestra página de Coofunding porque en breve va a tener mucha actividad.

7 comentarios:

  1. A veces no sabes si es que ha subido el precio porque el fabricante quiere más beneficios o si solo es la inflación.

    ResponderEliminar
  2. Pues tengo que darte la razón en prácticamente todo...

    ResponderEliminar
  3. Pues yo estoy en desacuerdo con casi todo. Parece que es mejor una época en la que casi no había juegos donde elegir que la actual. Siempre puedes elegir los juegos que te gusten en vez de sacar la manita de las collejas cuando alguien guste de un juego Legacy. Dando por hecho que tu a todos tus juegos les sacas 30 partidas mínimo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La colleja no es para los que gusten de los Legacy (si ni siquiera dudo que sean grandes juegos), la colleja es para los que me quieren vender que lo de los juegos con campañas y evolución son la gran novedad del mundo lúdico.

      Y no es cuestión de si le sacas una, cinco o diez partidas a un juego, solo me parece muy feo que me recorten sin necesidad la cantidad de partidas que puedo jugar.

      Eliminar
  4. ¿Y qué leches es un juego Legacy?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://boardgamegeek.com/boardgamefamily/25404/legacy

      Eliminar
  5. Corto te has quedado, totalmente de acuerdo en todo.

    ResponderEliminar