viernes, 30 de septiembre de 2016

Unboxing de Mega Civilization. Vergüenza ajena.

Hola a todos, esta semana he tenido oportunidad de hacer un unboxing muy especial, un juego por el que llevaba mucho tiempo babeando y que me volvería a comprar una y mil veces, porque en el fondo soy un fanboy.

La supercaja. Aquí empieza y termina todo el hype del juego.

 Si señores, hablo del Mega Civilization, un reprint que llegó con fanfarrias y trompetas aclamado como el mejor remember desde la digitalización de la trilogía original de Star Wars. Algo que los fanáticos del título de Avalon Hill llevábamos décadas soñando... y por fin estaba aquí, una reedición de lujo para cumplir nuestros sueños más húmedos.

Pues no... el resultado es un suspenso total. Este es posiblemente el trabajo menos profesional que he visto en muchos años en la industria lúdica, y estoy incluyendo en el saco a todos los crowdfundings que conozco. No hay ni un solo componente del juego que se salve de la quema, cada parte de este soñado juego es un fallo, de maquetación, de diseño, de materiales, de producción... no hay ni una sola pieza de esta caja de 200 euros de precio que justifique su coste y la única razón por la que lo compraría una y otra vez es la misma por la que fui a ver la tercera parte del Hobbit al cine, soy un friki fanático y lo asumo. Pero si no es tú caso, huye despavorido de este despropósito.

Lo más alucinante de todo es que los que han perpetrado esta edición son ni más ni menos que Pegasus, uno de los grandes del juego de mesa con productos de una calidad magnífica.

Pero como no quiero que penséis que todo esto son alucinaciones mías voy a ir desglosando uno por uno todos los aberrantes detalles que hacen de esta supuesta edición de lujo algo que no debería haber existido jamás.

Ains... esa espumilla barata ¿Que será lo siguiente?¿Papeles de periódico arrugados?

Nada más abrir la caja nos recibe un bonito certificado de autenticidad donde te dice que tu juego es el nº X de tres mil, la retiras alegre y lo primero que ves es un feo corchopan plasticoso blanco... que dices 'Después de pagar 200 eurazos ya me podían haber puesto una espuma de más calidad en lugar de la mierda esta barata de los chinos' pero bueno, como estás emocionadísimo con el juego la echas a un lado y sigues sacando cosas.


Oh! cuantas cartas. Sonríes embelesado sacando mazo tras mazo con la ilusión de un niño mientras dices ¡Qué bonito! En realidad es de nuevo un sesgo cognitivo, un segundo vistazo te hará ver que a nivel de diseño están más cerca de Eklund que de un diseño profesional y cuando las midas ya te vas a mear de la risa.

Cuando se te pasa el subidón, empiezas a ver que el diseño es más bien regulero.

Luego sacas los separadores de cartas de plastiquete que te parecen como muy guays... ya verás, ya...

Pero no nos detengamos aquí, sigamos con los componentes, el manual de instrucciones que abres y ojeas con primor. De nuevo la ilusión de tenerlo no te deja ver que espartano es una palabra que se queda corta para definir una maquetación como mínimo especial. Se ve que al diseñador no le explicaron como maquetar imágenes en Indesign y total como los frikis que se van a comprar el juego ya saben jugar... No me extrañaría encontrarme todos los párrafos con un Loren ipsum ¡Y este es de los mejores componentes del juego!


 Lo siguiente son unas hojas de ayuda que parecen muy guays, con el turno, resumen de avances... a tope. A primera vista esta parte tampoco parece que esté mal, ya veremos el día que se me pase la mala ostia y la mire con detalle.


Los tableros ¡Hey! esto sí... que tablerazos gigantes que se veían en las fotos con medio mundo ahí para conquistar y expandirte. Bueno, podemos decir sin temor a equivocarnos que grandes son. Ahí terminan las virtudes del tablero. Si os fijáis con detalle en las juntas, el refuerzo del tablero canta por soleares, esto se debe a que el papel usado para el tablero es de poco gramaje. Otra chapuza más a sumar en la lista.

Bonitos tableros.
Espectacular mapa.
Que pena que para ahorrarse dos duros la hayan cagado al final...

Y agarraos porque empieza la mascletà, los tableros de cada jugador... después de pagar 200 euros te meten 18 hojas de 300 grs. que ni siquiera han tenido la decencia de personalizar para cada facción... el color, un escudito... ¡Yo que se tío! ¡Que se supone que esto era la edición de lujo de coleccionista! Una tarjetas lamentables, tanto en diseño como en acabado material...

Thin cards deluxe edition ¡Ahora aún más finas! ¡Y tan feas como el original de los 90!

Luego salen de la caja de los horrores dos tableros enormes. Uno de ellos es la tabla de puntuación, de un tamaño incómodo y monstruoso, para acomodar a las 18 facciones... que digo yo que podían haber hecho dos tableros, uno para el Mediterráneo otro para Asia y ahorrar algo de espacio en mesa, pero se ve que para este proyecto decidieron no contratar a nadie que supiera como se juega al Civi, o  ya puestos a juegos de mesa en general.



 ¿Y el otro? ... ¡El otro, señores, es un track de población de 55 casillas que ocupa un puto campo de fútbol! No, en serio, mirad la foto. No es solo que esté sobre producido hasta el infierno, es que además es feo, incómodo y poco práctico. Si oliera mal cantaría bingo.

Esto no tiene nombre ¡Es que ni siquiera está centrado!

Y pasamos al siguiente despropósito. Los tokens... no se por dónde empezar... venga, vamos a lo ecológico ¿El equipo de diseño odia los árboles por algún motivo? ¿Son sirvientes del Wyrm? El 40% o más de cada cartón está vacío ¡Entre los huecos que han dejado se podría publicar un ameritrash! Destroquelar esto deja una sensación de dejadez y trabajo mal hecho que te acompaña con cada pieza que arrancas de la matriz.

El diseñador de esto es de los que van con los cazadores cuando ven Bambi.

Para compensar la deforestación masiva provocada han optado por usar cartón del malo, que usa menos pasta de papel, piezas abiertas, capas de cartón que ves que ya no se quieren y están deseando hacer vidas por separado... todo lo que podrías esperar de una edición de lujo de 200 pavos.

Y por último el diseño... un dibujo cutre a una tinta sobre un fondo de color ligeramente texturizado. Que algunos me dirán que es un homenaje... mis pelotas, homenaje. Si hubieran hecho un reprint calcado al original me serviría la excusa del homenaje, pero han añadido ilustraciones de color a las cartas de calamidades y avances, así que desde mi punto de vista y apoyándome en la baja calidad del trabajo de diseño apostaría todo mi dinero (que no es mucho) a que simplemente es un episodio más de la desidia con que se ha llevado a cabo este proyecto.

¿Y queréis saber cuál es el colmo de la dejadez?... Estas fichas. En ellas el diseñador debería haber quitado/ocultado la capa con el muñeco de la ficha y metido el texto de 'Spare'. Pero como en el curso del INEM de fotosó no le explicaron cómo hacerlo opto por la socorrida y chapucera 'Voy a meter una pastilla con el mismo color de fondo que no se va a notar' ¡Solo que si se nota membrillo! ¡Porque el fondo de las fichas tiene una textura, que si fueras diseñador habrías podido ver a la primera!

Parece poco importante, pero es un ejemplo más de un acabado chapucero en un supuesto producto de lujo ¿Veis la pastilla? Os he dibujado dos de los lados.

Ahora toca meter las fichas en bolsas que has comprado en el chino porque por algún extraño motivo, a las editoriales les gusta meter la bolsa zip más grande que encuentran, por si un día te pilla una tormenta y las quieres usar de tienda de campaña. Y por fin el momento de enfundar las 1600 cartas del juego, si... esto no va a ser tarea fácil... sacas la regla y... ¿75x105?... debo haber medido mal... ¡Pues no chaval! has pagado 200 euros por una edición coleccionista cuyas cartas no solo no son estándar ¡Es que a las de civilización les sobra medio jodido centímetro por el lateral!

Y por supuesto puedes tirar el tray de cartas al contenedor, porque en cuanto enfundes las cartas pequeñas no va a haber forma de meterlas en las bandejas ¿Por qué? A ver si adivináis... ¡Tampoco son estándar! Sí señor, con dos cojones... 1600 cartas que no hay forma de enfundar para esta edición de superlujo. La opción más cercana son unas fundas de SwanAsia que pueden comprarse online en Smiling Goblin.

En fin, todo de vuelta a la caja y un último atisbo de lucidez te hace ver que la caja no lleva ningún distribuidor. Todo al montonet como si fuera el cajón de los trastos. Bien por Pegasus.

Como he dicho me lo compraría de nuevo una y otra vez, pero es una pena que un juegazo como este haya recibido este homenaje al trabajo desganado y mal hecho.

Solo me resta decir que toda esta crítica furibunda no empaña un juego que sigue siendo un 10, aunque haya sido tan maltratado en esta edición de coleccionista de zurullos. Si yo fuera el dueño de Pegasus, todo el equipo al cargo de este despropósito estaría de patitas en la calle con una carta advirtiendo a futuros empleadores que no dejaran acercarse a estas personas a menos de 500 metros de un trabajo de diseño o producción. Y la vergüenza ajena que produce esta chapuza se agrava hasta el infinito con el precio del juego, que no he repetido por azar durante el unboxing. Puedes perdonar errores en juegos baratos de principiantes, pero este es sin duda uno de los juegos más caros que ha salido al mercado y todo en él es inaceptable.

En fin, ya me he desquitado un rato, No nos veremos la semana que viene porque estaré en el Festival de Juegos de Córdoba dándole el empujón definitivo a la campaña de Walking on the Moon, pero seguro que podréis ver fotos, en las redes sociales del blog facebook, Google+, twitter e Instagram.

7 comentarios:

  1. Jajajaja!!!

    ^_^

    Imagino que estarás de coña... Lástima no haber tenido dinero cuando salió. Si tanto te disgusta, te lo compro por 2 € :P

    No te digo que lo disfrutes en su plenitud, pq no quiero ni imaginar lo que tiene que ser poner de acuerdo a 18 frikis para jugar un completo

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que sabiendo lo que es lo volvería a comprar porque es el Civi y soy un incondicional de ese juego, pero es una estafa en toda regla. Lo que lleva esa caja no vale 50€.

      Eliminar
  2. Pues no, después de releer por segunda vez la crítica y ver las fotos... No es coña.
    Lástima.

    ResponderEliminar
  3. Para mi también es un juegazo! No me canso de jugar online! Ya que sacar mi Civ y Adv Civ es complicado!

    Es una pena que lo hayan chafado en una edición así! Que menos que tableros gordotes!!

    Si estuviera en mi mano hubiese diseñado meeples y ciudades personalizados para cada facción! Y el tablero de contabilizar población es de traca.. Manual austero! Para mi solo salvo las cartas! Menos mal que al final no vendí mis joyas como tuve intención para comprar el MegaCiv..menos mal..

    ResponderEliminar
  4. gracias por tu amena reseña.... por lo que he leido tu critica no es al juego en si, si no al desproposito de edicion, que como bien dices es una chapuza por los 200 euros que has pagado. Correcto coincido contigo, cuando vi los primeros unboxing en youtube me dio claramente esa sensacion, 200 euros ? buaff.... mira, me dices 70 o incluso 80 y no lo veria mal precio ... un poco pasadete pero bueno, pero cobrar 200 por esas calidades y chapuceria.... si, totalmente mas razon que un santo. Lastima de edicion mierder a precio de oro. El detalle del tamaño de las cartas es de risa, solamente a alguien que no tiene ni puta idea de juegos de mesa se le ocurre un diseño de tamaño de cartas que no sea compatible con los tamaños de fundas de cartas que se pueden encontrar.... en fin , menudo desproposito..... aun con todo te envidio, ya me gustaria a mi tenerlo.... estare atento por si encuentro algun civi de segunda mano a un precio que en mi opinion sea aceptable, mas o menos 50 o 60 euros tal como has dicho, mas no merece la pena pagar por esta edicion. Muchas Gracias por tu reseña.

    ResponderEliminar
  5. Lo siento, pero como anti-enfundar cartas, celebro que las 1600 no sean estandar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro, asi puedes tener una excusa para comprarte otro civi de 200 euros cuando las cartas esten reventadas :D

      Eliminar